Castellano

Llámanos al 91 005 27 28

Carro de la compra - € 0,00

No hay artículos en el carrito de compras.

Recomendados en recuperación del Suelo Pélvico

 

 

Bolas Chinas y Suelo Pélvico

El principio activo de las Bolas Chinas consiste en inducir pequeñas vibraciones en el interior de la vagina. Estas vibraciones se consiguen moviéndote con las Bolas Chinas introducidas en tu cuerpo.

Las bolas internas golpearán las paredes y el piso de tu vagina haciendo que los músculos del suelo pélvico se contraigan y relajen, haciéndolos trabajar de manera suave.

En Pelvia® te ayudaremos y asesoraremos en todo momento para que puedas elegir las bolas chinas más adecuadas a tus necesidades y ponemos para ello a tu disposición únicamente productos homologados y materiales hipoalergénicos para tu mayor seguridad y tranquilidad.

Las Bolas Chinas cambiarán tu vida, ¿a qué esperas para probarlas?

 

Sobre Pelvia®

Pelvia® te ofrece "Salud, Placer y Autoconocimiento" y pone a tu disposición toda la información útil para el Cuidado de tu Suelo Pélvico.

En Pelvia® ponemos también a tu disposición a nuestros especialistas en Suelo Pélvico para ayudarte en todo lo que necesites.

Te explicaremos de forma clara y accesible cómo disfrutar de todas las ventajas de un Suelo Pélvico correctamente tonificado y te facilitaremos en todo momento información práctica y expuesta de manera accesible, para que disfrutes de un servicio de entrega discreto y eficaz.

Vuelve a ser tú con la máxima tranquilidad y el mínimo esfuerzo. Porque lo natural es sentirse bien.

 

Ejercicios Kegel

Los ejercicios Kegel son unas simples rutinas que puedes realizar para fortalecer tus músculos perineales. Nunca es tarde para reactivar la tonicidad de nuestro suelo pélvico. Éstos sencillos ejercicios lograrán tonificar lo suficiente la zona antes de realizar la cómoda gimnasia pasiva de mantenimiento que ofrecen unas Bolas Chinas.

Estos músculos del perineo se pueden debilitar por múltiples razones: el parto, disminución de los niveles de estrógeno durante y después de la menopausia, por el aumento en la presión de los músculos al correr o toser, o bien por mantener estos músculos inactivos. Cuando los músculos del perineo se debilitan, se pueden notar alguno de los siguientes problemas: molesta sensación de presión o pesadez en la zona, escape de orina al reírse, toser, correr o al hacer determinados ejercicios.