Llámanos al 91 005 27 28

Carro de la compra - € 0,00

No hay artículos en el carrito de compras.

Volver a la Página Anterior

Aneros EVI, pesa vaginal para suelo pélvico

Aneros EVI, pesa vaginal para suelo pélvico

€ 69,00
Código: 32

Disponibilidad: En existencia

Resumen:

EVI de Aneros es una pesa vaginal con una ergonomía diseñada y pensada especialmente para la recuperación o/y ejercicio del suelo pélvico. Su tacto es sedoso y cálido, y podrás dejártelo puesto y usarlo en modo "manos-libres". ¡Imprescindible!

Envío Gratis

Kit bolas chinas

Entidad adherida a Confianza Online

 

Detalles

EVI de Aneros es una pesa vaginal creada a partir de un diseño anatómico muy estudiado y está fabricada en silicona de grado médico hipoalergénica.

COLOCACIÓN:

Ponte cómoda e introduce tu EVI de Aneros en la vagina a ser posible bien lubricado (con lubricante de base acuosa) y notarás cómo se acopla perfectamente a tu cuerpo quedando la parte externa en contacto directo con el clítoris mientras su parte interna queda se coloca estimulando el punto G. Una vez esté correctamente colocado, prueba a realizar ejercicios Kegel progresivos (contratación y relajación de los músculos del suelo pélvico) para familiarizarte con tu EVI. Verás cómo con el paso del tiempo consigues fortalecer tu suelo pélvico y ya de paso, mejorar la intensidad de tus orgasmos.

Largo: 13,6 cm
Insertable Longitud : 8,9 cm
Circunferencia : 10,8 cm
Peso: 93,6 gr

El tiempo estimado de entrega es de 3 a 4 días laborables.

Limpieza //

Lava tus ejercitadores del Suelo Pélvico con agua del tiempo: ni fría ni caliente. Evita sumergirlos o dejarlos bajo el grifo con un caudal fuerte de agua.  Enjabónalos con tus manos realizando un suave masaje y evitando mojar partes electrónicas en caso de contar con esta posibilidad, sobre todo en aquellos juguetes no salpicables.

Para la limpieza de ejercitadores del Suelo Pélvico, utiliza un jabón neutro; natural; una solución bactericida apropiada o toallitas específicas. Una vez aclarados y limpios, seca siempre tus juguetes al aire para evitar residuos de trapos, papeles o toallas en su material de contacto directo. En caso de mojadura accidental de alguna parte electrónica, deja tu ejercitador del Suelo Pélvico desmontado en todas sus partes posibles y deposítalo en un lugar seco y ventilado, hasta que pierda cualquier resquicio de humedad.

Conservación //

Conserva tu ejercitador del Suelo Pélvico en un lugar fresco y seco, aislado de la luz directa del sol y cambios bruscos de temperatura. Infórmate del material de contacto directo en que está confeccionado para evitar posibles reacciones alérgicas a algún componente o su deterioro por empleo incorrecto de lubricantes, cremas, fluídos o jabones no adecuados o incompatibles con su composición. Recuerda que los lubricantes con  bases llamadas “de agua” son compatibles con todos los materiales. Si no vas a usar tu ejercitador del Suelo Pélvico (de materiales de contacto directo no rígidos)  por un largo período de tiempo, conviene guardarlo con una fina capa de talco natural sin aromas ni aditivos para conservar mejor sus cualidades.