Llámanos al 91 005 27 28

Carro de la compra - € 0,00

No hay artículos en el carrito de compras.

¿Qué es el Suelo Pélvico?


El Suelo Pélvico femenino es un sistema de músculos, ligamentos y nervios que cierran la cavidad abdominal proporcionando un soporte flexible a los órganos de la pelvis: vejiga, útero y recto.

Este conjunto de músculos se asemeja a una hamaca que sostiene en posición adecuada cada uno de estos órganos. Cuando esta musculatura se debilita, pueden producirse toda clase de problemas: desde incontinencias hasta una peor calidad de las relaciones íntimas. Por eso resulta imprescindible realizar ejercicios del suelo pélvico que nos ayudarán a fortalecer esta musculatura y proceder a la rehabilitación del suelo pélvico.

Para la realización ejercicios pélvicos recomendamos el uso de bolas chinas, ayudándonos a recuperar el tono muscular debilitado tras el embarazo, evitar también la incontinencia urinaria o, incluso, hacer que disfrutemos con mayor intensidad de nuestras relaciones más íntimas.

La posición de los músculos del suelo pélvico:

 Anatomía suelo pélvico

¿Qué tengo que saber para elegir unas Bolas Chinas seguras y eficaces?

  • Por tu comodidad elige una Bolas Chinas con forma ovalada. Aprovecha su energía para fortalecer suelo pélvico sin esfuerzo.
  • Por tu seguridad y confianza elige productos homologados y material hipoalergénico como el elastómero o la silicona de grado médico.
  • Por tu tranquilidad elige unas Bolas Chinas con sistema antigiro y material termosellado.
En Pelvia disponemos única y exclusivamente de una selección de bolas kegel homologadas y de máxima calidad. Comprar bolas chinas en nuestra tienda online es fácil y completamente discreto.

Consejos Prácticos para un empleo adecuado de tus Bolas Chinas

Como en cualquier tipo de gimnasia, es necesario ser constante y progresiva en el tiempo de uso de las Bolas Chinas para disfrutar de sus efectos y no sobrecargar la zona.

Las bolas vaginales aprovechan la energía cinética de su movimiento interno para estimular tu musculatura. Es necesario estar en movimiento para beneficiarse de sus efectos. Las primeras semanas no superes los 35 minutos de sesión diaria, pudiendo alternarse los días.

Conserva tus Bolas Chinas protegidas del exterior en su estuche original o con una funda o caja estable en su composición y que no libere residuos. Lávalas con un jabón neutro natural y déjalas secar al aire antes y después de usarlas para garantizar su higiene. 

Si encuentras dificultades para sostener o introducir tus Bolas Chinas, contacta con un especialista para que valore tu estado perineal y te oriente en el proceso de adaptación a tus Bolas Chinas.